Posicionamiento del PRD sobre la reforma constitucional al sector eléctrico

* No entregaremos la industria eléctrica al corrupto de Bartlett
* La reforma no bajará las tarifas de la luz, ni da presupuesto a las energías limpias
* El litio es y seguirá siendo de los mexicanos, debe servir al desarrollo nacional

Ciudad de México, a 17 de abril de 2022

Al pueblo de México.

En el Partido de la Revolución Democrática (PRD), estamos a favor de una reforma eléctrica que considere a la electricidad como un derecho humano, cuya rectoría la tenga el Estado a través de los organismos reguladores y la CFE sea una empresa competitiva, que garantice tarifas bajas, electricidad limpia y renovable, que no violente tratados internacionales y que proporcione nuevas bases al desarrollo productivo del país.

Por ello, durante los últimos meses, las y los diputados federales, senadores, dirigentes nacionales, estatales y su militancia, nos hemos movilizado para alcanzar un acuerdo que permitiera hacer de las reformas constitucionales al sector eléctrico un proyecto de transición hacia las energías limpias, así como justificar nuestra posición contra la propuesta de seguir generando energía contaminante.

La ciudadanía debe saber que es falso que el grupo parlamentario de Morena haya retomado 9 de los 12 puntos propuestos por la Coalición. Al contrario, los cambios que dicen incorporar las propuestas, son redacciones engañosas.

Han sido ellos los que se han negado a discutir una reforma donde se defina un plan para la reducción de las tarifas eléctricas; un programa de transición hacia las energías limpias; el método para la participación de empresas sociales en la generación de electricidad; el compromiso para reparar el daño causado al medio ambiente; el porcentaje de inversión pública para la investigación científica y tecnológica orientada a la transición energética, así como un programa de largo plazo de inversión pública para la modernización de todas las plantas generadoras de electricidad para producir un 100% de electricidad limpia para las familias, la industria y el transporte.

Mientras estas propuestas no quieran ser discutidas, el PRD no apoyará ninguna reforma constitucional al sector eléctrico, cuyo actual diseño no bajará las tarifas de la luz ni contempla presupuesto para transitar a las energías limpias.

Queremos dejar en claro que el PRD sí está de acuerdo con la integración de la electricidad y el litio como áreas estratégicas para el desarrollo nacional, pero bajo un diseño institucional que establezca el papel que debe tener el Estado como rector de la explotación de los hidrocarburos, la electricidad y el litio.

Las y los mexicanos necesitamos de una reforma eléctrica incluyente, sustentable y con justicia social, que permita el desarrollo presente y futuro del país.

Por eso rechazamos la iniciativa presidencial, ya que sólo busca otorgar mayores atribuciones a Manuel Bartlett Díaz que, en reiteradas ocasiones, ha sido señalado por actos de corrupción, negligencia operativa y vicios administrativos en la CFE.

En el PRD no entregaremos la industria eléctrica al corrupto de Bartlett. ¡La #LeyBartlett no pasará!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.