El CEN del Sindicato de Telefonistas no respeta los estatutos, pone en riesgo a trabajadores

Redacción

Las elecciones se acercan y hay que votar de volada, dice una canción popular. Este dicho es tomado por el CEN del STRM (Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana) para promover su planilla verde a pesar de la pandemia y estar en semáforo naranja y rojo en la mayoría de los Estados de la República,  exponiendo la salud y la vida  de los telefonistas.

La convocatoria que saldría el 20 de Julio, suspendida por la decisión de la STPS  determinaba el inicio de funciones de la Comisión Nacional Electoral y del proceso de elecciones para elegir a la dirección sindical por el periodo 2020-2024, anunciado previamente en la circular informativa del 24 de junio por el Comité Ejecutivo Nacional, Comité Nacional de Vigilancia y Comisiones Nacionales. También  se dio a conocer en dicha circular, el proceso de votaciones para la integración de la planilla verde,  que se realizó del 13 al 17 de Julio, promovido por un llamado Comité Nacional de Apoyo a la planilla verde de los trabajadores, con lo cual el CEN avala a la planilla verde, violando el artículo 85 inciso g de los estatutos, donde se establece que los funcionarios sindicales no pueden hacer propaganda electoral por ninguna planilla.

En la reforma estatutaria de 2008 el proceso de elección de la planilla verde no fue incluido en los estatutos porque el CEN consideró “que sería avalar la existencia de una planilla única y dejar sin oportunidad de participar a otras planillas”. Sin embargo, en los hechos el CEN otorga privilegios a la planilla verde con los permisos que otorga la empresa para la elección de sus candidatos en horas de trabajo, permisos sindicales para los integrantes de dicha planilla, oficinas en las

instalaciones del STRM, edición de propaganda y todo un apoyo logístico. Mientras las demás planillas contendientes no cuentan con dichas facilidades,actúan con sus propios recursos, y muchos de ellos piden sus vacaciones para realizar su propaganda electoral. Es decir, es un proceso inequitativo e ilegal, no existe piso parejo.

Actualmente se perfila la décima segunda reelección para el periodo 2020-2024, una reelección que viola los artículos 54 y 85 inciso g, de nuestros estatutos.

Francisco Hernández Juárez lleva 44 años en el poder, un largo periodo donde mantiene el control del sindicato, con su grupo compacto, con el que llegó al Comité en 1976, Mateo Lejarza, Rafael Marino y Eduardo Torres. Por otra parte, están los comisionados casi eternos, a quienes despide, cuando le estorban o le hacen sombra, tales son los casos de Guadalupe Reyes, Gloria Peinado, Jorge Castillo,  y una larga lista de etcéteras. Los comisionados son los que tienen el poder real en las gestiones y negociaciones con la empresa y, por otro lado están los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, que son elegidos cada cuatro años, en la llamada planilla verde que, además de servir para controlar a los trabajadores, su funcionamiento es estar totalmente subordinados al secretario general, pervirtiendo sus funciones estatutarias ya sea en el Comité Nacional de Vigilancia, la Comisión Nacional Autónoma de Honor y Justicia o las Comisiones Nacionales.

Por el respeto a nuestros Estatutos.

Consideramos que votar por la planilla verde es votar por la violación a los estatutos.

#TELEFONISTASCONSTRUYENDODEMOCRACIA      #SEGUIMOSENLUCHA  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *