Megalópolis

Capitalismo para Pobres
A VER, A VER…Los golpes, puntapiés y mentadas de madres de la Guardia Nacional contra familias enteras de migrantes, en el sur de México, que pretenden llegar a territorio estadounidense, cuna del malvado neoliberalismo, forman parte de los usos y costumbres del gobierno de Andrés Manuel.
Y mientras sus gorilas atacan en el suelo a los migrantes caídos, todavía se  atreve a decir: No soy pelele de Estados Unidos. ¡Ja! ¡Ja!
Lo cierto es que no sólo es pelele, sino traidor a la Patria, dice el Jefe Diego Fernández de Cevallos. Y es que está entregando dolosamente a los mexicanos  productivos al vecino país del norte en busca de empleos de calidad para no morirse de hambre y sus familias también, dice.
En efecto, el desastre económico en México, así como de varios países de Latinoamérica y otras naciones no es casual. Es consecuencia de políticas estatistas estúpidas que aplican los gobiernos en turno.
Y mire usted, sí no.
Andrés Manuel López Obrador que es un ignorante  en todo, en especial en materia económica y que confunde la mayonesa con la calabaza, al grado que quiso darle clases a Carlos Urzùa, su secretario de Hacienda y catedrático del Tèc de Monterrey, ahora pretende enseñarle a Joe Biden, presidente de Estados Unidos, cómo podría superar Centroamérica su pobreza. ¡Imagínense!.
Y salió con su batea de babas, al recomendar sus programas sociales, en particular “Sembrando vida”, es decir plantando arbolitos que se secan días después.
En la cabecita blanca de Andrés Manuel, revolotean ideas marxistas leninistas de querer convertirse en Fidel Castro o Hugo Chávez que controle vidas y haciendas, a través del engaño y mentiras.
Desde luego la visión de Joe Biden es diferente. Él prepara un magno plan económico donde el sector privado lleve la delantera, sobre todo respetando la libre competencia.
Si bien, Andrés Manuel y todos aquellos que piensan como Carlos Marx y aspiran a vivir como Carlos Slim, que son parásitos, lo que menos les interesa es que los pueblos superen la pobreza.
Andrés ya lo dijo, “Para qué más… si con frijoles y arroz se puede vivir bien”.
Claro, se refiere a los demás, pues él, su familia y sus cercanos viven a cuerpo de Rey, en un  lujoso Palacio, a costa del trabajo del pueblo como en la Edad Media. Así son.
Y sí, la búsqueda del “sueño americano”, es decir los intentos de miles o millones de personas que pretenden ingresar a suelo estadounidense por empleos de calidad, seguirá indefinidamente. Ninguna policía nacional o internacional podrá frenar, jamás. Puede más el hambre.
La única manera de detener la marea de migrantes, en este caso, a la Unión Americana es consolidar un sistema de economía de mercado libre en cada una de las naciones, incluyendo a México, o sea impulsar un “capitalismo para pobres”.
Ya nos dimos cuenta que los subsidios o las limosnas de los gobiernos no resuelven la pobreza. Al contrario, convierten a las personas en rehenes de gobiernos corruptos y autoritarios, estilo la 4T. ¡Así o más fuerte!.
MIENTRAS TANTO…
Ahora sí, Hugo López-Gatell “sacó boleto”.
Mire usted, eso de oponerse a que los jovencitos obtengan amparos para  obtener la vacuna contra el Covid-19, no tuvo madre, advierte la bancada panista en el Senado de la República.
Aunque claro, su titiritero Andrés Manuel es el principal responsable de las miles de muertes y del desastre en el sector salud.
El calificativo que le endilga la senadora  Xóchitl Gálvez, apenas es un intento de escanearlo. López -Gatell es mucho más que eso: Es clon del doctor nazi  Joseph Mengele, al parecer.
¡Imagínense!, les molestó que hayan ganado 250 amparos unos niños para obtener vacunas que, por cierto, son adquiridas con dinero del pueblo, y que por lo tanto deben ser en beneficio de los mexicanos y no de guatemaltecos, hondureños, bolivianos, cubanos, venezolanos… como lo está disponiendo “El falso mesías tropical” ¿Hasta cuando? Seguiremos informando (unomasmega@gmail.com)  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *