Urge castigar a quienes utilicen animales para rituales: Dip. Silvia Sánchez Barrrios

* Necesario acabar con la violencia contra estos seres vivos
Redacción
 
En las diversas culturas del mundo, se ha tenido relación con los animales de forma religiosa, incluso algunas tienen deidades teriomorfas o completamente animales, pero también han sido parte de espectáculos, deportes o han sido ocupados como medios de transporte, de carga o trabajo, pero se debe dejar en claro sus derechos a ser respetados y no maltratados o se les ocasione la muerte.
 
Es por ello, que la diputada local del PRI, Silvia Sánchez Barrios propuso en el pleno del Congreso capitalino la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se adiciona una fracción al artículo 24 de la ley de protección a los animales de la Ciudad de México.
 
Artículo 24. Se consideran actos de crueldad y maltrato que deben ser sancionados conforme lo establecido en la presente Ley y demás ordenamientos jurídicos aplicables, los siguientes actos realizados en perjuicio de cualquier animal, provenientes de sus propietarios, poseedores, encargados o de terceros que entren en relación con ellos:
 
En esta modificación donde se consideran actos de crueldad y maltrato realizados en perjuicio de cualquier animal, como es causarles la muerte utilizando cualquier medio que prolongue la agonía o provoque sufrimiento.
 
Además, incluye el coaccionar u obligar a una persona a provocar daño, lesión, a mutilar o provocar la muerte de algún animal que tenga como fin algún ritual o espectáculo, porque se tiene la visión antropocéntrica que domina la relación de los seres humanos con los animales y la clasificación romana de éstos como cosas, ha preservado la idea de que todas las cosas que nos rodean están a nuestro servicio.
 
“Esta visión nos hace creer que nuestra relación con los animales, como nosotros la concebimos, es la correcta pues se piensa en ellos como bienes de consumo y no como seres sintientes que son sujetos de derechos. Lo vemos actualmente en redes sociales se exhibe la polarización que existe en el trato: hay quienes los idealizan como hijos o el caso opuesto son sometidos a malos tratos, violencia o les causen la muerte”.
 
Silvia Sánchez abundó, que la violencia contra los animales en algunos casos está muy normalizada “pues venimos de culturas que hacían sacrificios de animales, pero al mismo tiempo otros animales eran respetados y venerados por ser sagrados o por representar alguna deidad. Esto nos hace concebir como normal la violencia contra algunos animales pues se piensa que para ello están destinados o como defensa ante un probable ataque”.
 
Finalmente reconoció, que en algunas ocasiones después de torturarlos acaban con su vida o en espectáculos como peleas de perros o gallos que agonizan y prolongan su muerte, por lo que se cometen delitos en coautoría “o estaríamos hablando de una persona que coacciona para que otra cometa un delito, en cualquier caso, se atenta contra los animales y este debe ser castigado”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.