Realizan Conversatorio Juvenil: por una política sensata de drogas que apoye, no castigue

* El evento realizado en el Congreso local tiene el propósito de plantear un esquema para su legislación y la reducción de daños
Redacción

El Instituto de Investigaciones Legislativas del Congreso de la Ciudad de México llevó a cabo el “Conversatorio juvenil: por una política sensata de drogas que apoye, no castigue”, con el objetivo de plantear un esquema para su legislación y la reducción de daños durante su consumo. 

Durante el evento, el diputado federal Alejandro Viedma Velázquez (MORENA), destacó que nuestro país debe transitar a otro paradigma para atender a la juventud que ha sido sancionada, y apostar por la pacificación como bandera de unidad nacional promovida por el Gobierno federal.

Apuntó que la estrategia prohibicionista es insostenible y criminaliza a los consumidores evitando su reinserción social y rehabilitación.

Emma Rodríguez de la asociación civil Estudiantes por una Política Sensata de Drogas-MX, planteó que debe existir una regulación de todas las sustancias para lograr una política integral para reducir riesgos y daños asociados a su consumo.

Por otra parte, Jorge Herrera, fundador de la organización Ágora, señaló que desafortunadamente no existe una garantía de libertad para los jóvenes, ya que en la mayoría de las situaciones se les criminaliza y estigmatiza a sus consumidores.

Durante la segunda mesa del conversatorio se planteó la importancia de ofrecer servicios de salud adecuados con una perspectiva de reducción de riesgos y daños con un enfoque de género y de derechos humanos.  

Óscar Espín, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) dijo que todas las unidades médicas del sector público deben cumplir con los lineamientos para garantizar la salud física y emocional de las personas, sin embargo, no cuentan con las herramientas para otorgar una atención adecuada. 

Frida Ibarra de la Asociación México Unido contra la Delincuencia señaló que México no cuenta una política pública en la materia de salud, pues existe un acceso limitado a tratamientos. 

Raúl Porras enfatizó que el consumo de cannabis medicinal debe tener lineamientos, además que es necesario capacitar al profesionista de la salud para que brinde una orientación adecuada dependiendo el tratamiento y evitar perjudicar al paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *