Proponen reformas al Código Civil en materia de guarda y custodia

Redacción

El legislador Miguel Ángel Álvarez Melo, de la asociación parlamentaria de Encuentro Social, propuso una iniciativa de reforma al Código Civil para regular a través de normas claras, precisas y sencillas la figura de la guarda y custodia; “el Código Civil del Distrito Federal de 1929 establecía una norma que decía que en toda demanda de divorcio debía de señalarse el nombre del padre o de la madre, quién se haría a cargo del cuidado de los hijos; es precisamente esa disposición que, con el paso del tiempo, fue interpretándose en nuestros tribunales como la figura de la guarda y custodia.

En tribuna, el parlamentario dijo que esta iniciativa se presenta a propuesta de un grupo de estudiantes de la carrera de Derecho de la UNAM; “ellos observaron que no existen normas que regulen de manera clara y sistematizada la institución de la guarda y custodia, pues se encuentra dispersa en diversos ordenamientos jurídicos vigentes, 15 preceptos normativos regulan dicha constitución en el Código Civil, tres en el Código de Procedimientos Civiles, 22 en la Ley de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, además de la Ley de Albergues Públicos y Privados, la de Atención Integral para el Desarrollo de las Niñas y Niños en Primera Infancia, la de Cuidados Alternativos para Niñas, Niños y Adolescentes, y desde luego el bien jurídico protegido por el Código Penal del Distrito Federal”, subrayó.

La figura jurídica tradicional en materia familiar es la patria potestad y a falta de ésta, la tutela. Así pues, a través de diversas sentencias, muchas de ellas dictadas en los últimos 20 años fue definiéndose la guardia y custodia, “de la investigación realizada por parte de los estudiantes de derecho, identifican tres reformas legales en materia de guardia y custodia que se hicieron en los años 2007, 2008 y 2013”, explicó Álvarez Melo.

Sin embargo, agregó, “la gran innovación que se propone hoy es insertar un título más al Código Civil que logra definir no sólo lo que en la práctica judicial se sobreentiende, sino también se especifica las causas, modalidades y, lo más elemental, los derechos y obligaciones de quienes ejercen esta responsabilidad y de las y los menores que ejercen este derecho.

Esta iniciativa fue turnada para su análisis y dictamen a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *