Necesaria la creación de una Ley de Amnistía para la Ciudad de México: Temístocles Villanueva

Redacción

El diputado Temístocles Villanueva, aseveró que como presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la Ciudad de México, reconoce la importancia que tiene la Ley de Amnistía como una acción solidaria en favor de la justicia y los derechos humanos.

Considero acertada la proposición contenida en el Dictamen de las Comisiones Unidas de Gobernación y Estudios Legislativos, Segunda, sobre la Minuta con Proyecto de Decreto, por el que se expide la Ley de Amnistía, ya que para construirla se ha seguido el principio rector de un parlamento abierto, que escucha y representa a todas las voces.

Es un documento que ha recibido en forma observaciones preliminares por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mencionando que “es un paso positivo para subsanar las deficiencias e injusticias”, cumpliendo así con el Artículo 8 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el cual menciona que “nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado”.

La Ley de Amnistía propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, no es nueva, ya estaba estipulada en el Artículo 73º de la Constitución Mexicana. Y actualmente atenderá a más de 6 mil personas que no contaron con un proceso penal justo, resarciéndolas del daño causado por administraciones de gobiernos pasados. De esta forma, se beneficiará a personas que han sido víctimas por su condición social, económica, origen étnico, género e incluso edad.

Es un gran acción que la Ley planteé procesos de justicia transicional, a través de cuatro pilares fundamentales: verdad, justicia, reparación y no repetición; para construir una sociedad de paz, justa y verdadera.

En la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la Ciudad de México, concordamos en lo establecido en la proposición, debido a que cumple con los principios de la Carta Magna, donde se establece el respeto a los derechos humanos, la libertad y el acceso a la justicia para todas las personas por igual.

Sin embargo, la Ley de Amnistía, no es suficiente bajo el sistema penitenciario federal. Por lo que hago un llamado a considerar que congresos locales de todos los Estados de la República, trabajemos para armonizarla a la legislación como se ha hecho anteriormente con leyes garantistas de derechos humanos.

Para el caso del Congreso de la Ciudad de México, propongo expedir una Ley de Amnistía para su aplicación en la Ciudad de México, teniendo en cuenta las condiciones específicas de nuestra entidad y de acuerdo al Sistema Judicial de la Ciudad de México.

Para la creación de la Ley se deberán tomar en cuenta las siguientes particularidades:
* Procesamiento de justicia con perspectiva de género.
* Reconocer los grupos de atención prioritaria enunciados en la Constitución local.
* Revisar los antecedentes de personas detenidas, reprimidas o perseguidas injustamente por delitos políticos.
* Garantizar un intérprete o traductor a personas indígenas, personas que vivan con discapacidad auditiva o cuya lengua materna no sea el español.

Es importante señalar que tanto la Ley federal como la iniciativa local descartan la liberación para los delitos graves mencionados en la Constitución: cuando se afecta la integridad física, violación, homicidio, secuestro, uso de arma de fuego, desaparición, robos agravados, delitos electorales y los cometidos en contra de la seguridad nacional y el libre desarrollo de la salud o personalidad.

Discutir y aprobar la Ley de Amnistía para la Ciudad de México, es un imperativo ético, moral y de compromiso social. Es una deuda histórica que tiene México con los sectores más excluidos y discriminados del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *