Morena propone cuidar la salud de trabajadores de limpia; va por separación de cubrebocas 

Redacción
El diputado morenista, Janecarlo Lozano promovió un punto de acuerdo para garantizar la salud de los trabajadores de limpia de la Ciudad de México, en éste se incluye la separación de cubrebocas, guantes y cartetas del resto de la basura, pues se consideran medios de infección. 
 
Lozano recalcó que se debe visibilizar y valorar la labor de las 25 mil personas trabajadoras de limpieza, ya que al igual que médicos y enfermeras, han laborado durante casi dos recogiendo los desechos generados en la ciudad sin importar la exposición que tienen ante bacterias, infecciones y hasta al Covid-19.
 
Además, con esta propuesta se busca contribuir al cuidado ambiental reduciendo la cantidad de desechos sanitarios (cubrebocas, guantes y caretas) generados durante la pandemia por la Covid-19, que en menos de un año han acumulado 6.5 toneladas de residuos en las estaciones de transferencia de la Ciudad.
 
«Es urgente garantizar la salud y la vida de las personas dedicados a la limpia de residuos sólidos».
 
«Estos trabajadores se han puesto en riesgo todos los días para recolectar y limpiar los residuos sanitarios derivados de la pandemia, los cuales se han sumado a las más de 13 mil toneladas de residuos sólidos que diariamente se generan en la Ciudad de México», dijo Lozano. 
 
El integrante de la bancada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, hizo el llamado dirigido a las 16 alcaldías, la Secretaría del Medio Ambiente y la Secretaría de Salud, para que en conjunto implementen la separación de estos residuos sanitarios en sus demarcaciones.
 
Agregó que aunque el gobierno federal ya promueve que no se tire el cubrebocas en la vía pública en la Cartilla de Mejores Prácticas para la Prevención del COVID-19 en el Manejo de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), estas instancias gubernamentales deben implementar campañas de uso de cubrebocas reutilizables para no contaminar. 
 
A diferencia de las botellas de plástico, los cubrebocas no son reciclables porque contienen mucosas, fluidos y están hechos de materiales que tardan hasta 450 años en degradarse.
 
«Es necesario seguir usando el cubrebocas, pero fomentemos su uso responsable y compatible con el cuidado ambiental, gran parte de la solución se encuentre en nuestra actividad humana, colectiva e individual», detalló Lozano. 
 
También mencionó que de no tener un correcto manejo de los residuos, más del 70% terminará en océanos y vertederos en las llamadas “islas de basura”, lo que afecta la flora y la fauna de distintas regiones, contribuyendo a la crisis ambiental.
 
Ahondó que este es un tema de salud pública que debe atenderse con urgencia, ya que las micropartículas que generan estos desechos contaminan el agua que se distribuye en la ciudad y son absorbidas por plantas, animales y humanos, provocando infecciones y enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *