Impulsan prohibición para colocar propaganda electoral en banquetas, macetas, fuentes, parquímetros, biciestacionamientos, entre otros

* Propone la diputada Leonor Gómez modificar el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México
* La propaganda se ha convertido en un problema de contaminación visual y ambiental: Gómez Otegui
Redacción

Con el propósito de prohibir la colocación de propaganda electoral en el equipamiento urbano, así como reducir la contaminación visual y ambiental, la diputada Leonor Gómez Otegui, integrante del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, presentó ante el pleno del Congreso de la Ciudad de México un proyecto de iniciativa que busca reformar artículo el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México.

La propuesta plantea la prohibición para colocar, fijar, pintar, pegar o proyectar propaganda en el equipamiento urbano, en pavimentos, guarniciones, banquetas, parques, jardines, jardineras, macetas, plazas públicas, fuentes, mercados, explanadas, cabinas telefónicas, buzones de correo, sanitarios y recipientes para basura públicos, bebedores, quioscos, vallas, parquímetros, biciestacionamientos, bolardos, rejas, casetas de vigilancia, arbotantes, postes de alumbrado públicos, de servicios de telefonía, semáforos, y cualquier otro de naturaleza similar.

Tampoco se podrá obstaculizar la visibilidad de conductores de vehículos, que impida la circulación de peatones o ponga en riesgo la integridad física de las personas.

Al presentar la iniciativa, la legisladora indicó que la propaganda electoral en la Ciudad de México, lejos de ser un medio para presentar las propuestas de  las candidatas y candidatos se ha convertido en un problema de contaminación visual y ambiental.

“La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) de la Ciudad de México dio a conocer que 30 por ciento de la propaganda electoral impresa que usaron los partidos políticos en la capital, incumplió las disposiciones establecidas, ocupando elementos urbanos que no debían utilizarse, es decir, tres de cada 10 carteles o mantas colocadas utilizaron espacios prohibidos sin algún tipo de sanción”, detalló.

La legisladora aseguró que si bien, la Ciudad de México se caracteriza por ser una entidad respetuosa de los derechos de los ciudadanos, en materia de equipamiento urbano está alejado de lo que marca la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales que prohíbe la colocación de propaganda electoral en elementos del equipamiento urbano.

“Por ello debemos homologar esta disposición para terminar con esta práctica y aminorar la contaminación visual y ambiental a la que estamos sometidos cotidianamente, en especial durante los procesos electorales”. 

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Asuntos Político Electorales para su análisis y dictamen.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *