El cine es un detonante de transformación social que ayuda a generar conciencia: Dip. José Luis Rodríguez

* México es uno de los cinco países con mayor consumo de cine en el mundo
* Sin embargo, la oferta de entradas disponibles es muy superior a la población que realmente puede acceder a las salas del cine
* En junio, julio y agosto vamos a arrancar un programa de “cine itinerante”, primero en el módulo de atención legislativa, para ofrecer todo tipo de cine, anunció
Redacción

El cine es un generador de conciencia y nos ayuda a reflejar la realidad y a ubicar contextos, afirmó José Luis Rodríguez Díaz de León, diputado local, durante la presentación del filme La vida y la muerte de Marsha P. Johnson, este viernes en el Auditorio Benito Juárez, en la sede Zócalo del Congreso de la Ciudad de México.

El ciclo “Cine por los Derechos Humanos” en el Congreso local “tiene como finalidad poder acercarnos a un esquema de derechos humanos a través del arte, a través de la cultura”, comentó el legislador Rodríguez Díaz de León.

La vida y la muerte de Marsha P. Johnson relata la vida de la activista por los derechos gay en Estados Unidos, nacida en Elizabeth, Nueva Jersey en 1945, y asesinada en Manhattan, NY, en 1992. Marsha P. Johnson, mejor conocida como Drag Queen Johnson, fue identificada como una de las más importantes activistas en contra de los crímenes de odio.

El diputado de MORENA dijo que la película “retrata la violencia contra las mujeres transgénero y la violencia por razones de odio que se dan en el mundo. El exhorto es un llamado a que reflexionemos para entrar en un respeto colectivo y un respeto a la diferencia, y que podamos no solamente a través del trabajo legislativo, sino a través de la cultura y a través del cine”, afirmó el parlamentario.

Agregó que el cine, por su naturaleza, es un detonador de transformación social que ayuda a generar conciencia. “Lamento que hoy en día el cine en nuestro país es muy caro, casi inaccesible. México es uno de los cinco consumidores de cine más importantes del mundo. Sin embargo, la oferta de salas y el número de boletos que compramos no se refleja en el mismo número de población que accede a las salas del cine, que se estima solo en un 16%. Porque ir al cine de manera periódica a las salas de cine es muy caro”, indicó.

“Nosotros pugnamos por generar en la Ciudad de México un esquema de exhibición de segunda corrida, para poder tener salas de cine a un costo mucho más accesible. Tenemos derecho a la apertura de cines, por eso en los meses de  junio, julio y agosto arrancaremos un programa de cine itinerante, primero en el módulo de atención legislativa para ofrecer a la gente todo tipo de cine”.

Adelantó que un grupo de legisladores buscarán un convenio con la empresa de DOCS-DF para que se pueda acceder a su plataforma de documentales. “Si tienes los derechos de más de mil 600 títulos que no tienen en dónde ser proyectados. En ese sentido, creo que se pueden proyectar aquí en el Congreso y en los módulos de los diputados”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *