Diputada Marisela Zúñiga busca una solidaridad intergeneracional entre jóvenes y personas mayores

* De acuerdo con el censo de población y vivienda en 2020, residían en México 15.1 millones de personas de 60 años o más, que representan 12% de la población total
Redacción

“El envejecimiento de la población y la creciente longevidad, hacen ver que los vínculos de solidaridad son necesarios, principalmente en el seno de los hogares con criterios de igualdad y compromiso”, así lo manifestó la Diputada Marisela Zúñiga.

En sesión ordinaria del Congreso Legislativo de Donceles, la Diputada presentó una iniciativa que busca que el término solidaridad intergeneracional se considere dentro de la Ley de jóvenes de la CDMX, la cual fue turnada a comisiones unidas y de derechos culturales y la de juventud.

La Diputada Zúñiga mencionó que dicha iniciativa busca la promoción de una sociedad para todas las edades, en donde se fortalezcan los vínculos y la reconstrucción del tejido social, garantizando el bienestar de todas y todos en la Ciudad.

“El envejecimiento de la población y la creciente longevidad, hacen ver que los vínculos de solidaridad son necesarios, principalmente en el seno de los hogares con criterios de igualdad y compromiso”.

Así mismo, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso Local, mencionó que el principio de solidaridad intergeneracional surge como uno de los pilares para promover el envejecimiento activo, donde su principal objetivo es fomentar la relación entre las personas mayores y la población infantil.

“Existen diversos beneficios que aporta incorporar esta práctica en programas gubernamentales o acciones en beneficio de la población, principalmente el de fomentar una cultura de convivencia entre generaciones que colaboren entre sí, valorando los aportes, experiencia, así como la revalorización de todas las etapas de la vida”.

En este sentido, la representante del Distrito 27 de Iztapalapa, señaló que es importante cambiar la imagen que se tiene respecto a la persona mayor, en la que se creía dejaban de ser individuos activos y pasaban a ser pasivos, esta idea configura una forma de maltrato y discriminación.

“Las relaciones intergeneracionales permiten satisfacer necesidades compartidas, como la educación y la transmisión de costumbres y valores culturales, y les permiten a las niñas, niños y los adolescentes adquirir una identidad cultural y familiar, además de aprender de las generaciones precedentes”.

Finalmente, la representante del Grupo Parlamentario de Morena mencionó que dicha iniciativa es parte de las acciones para armonizar con la nueva Ley de personas mayores y su sistema integral de atención promovida por la diputada y publicada en enero de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.