Congreso pide a partidos políticos hagan una revisión previa a sus candidatos de elección popular

* En 2020 el Instituto Nacional Electoral (INE) planteó acciones en busca de inhibir conductas que contribuyan a la desigualdad estructural entre hombres y mujeres, recordó la diputada Ana Francis López Bayghen 
Redacción

Con el objetivo de que los partidos políticos garanticen que las mujeres puedan ejercer sus derechos y participar en igualdad de condiciones, el Congreso capitalino exhortó a estos institutos nacionales y locales a que, de manera previa a la designación de candidatos a puestos de elección popular, realicen una exhaustiva revisión de sus historiales a efecto de conocer si enfrentan cargos por violencia contra las mujeres, adolescencias e infancias u omisiones ante sus responsabilidades familiares.

El punto de acuerdo fue propuesto por la diputada Ana Francis López Bayghen, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, quien advirtió que según ONU Mujeres, la violencia contra mujeres, adolescentes y niñas es una violación grave de los derechos humanos. 

Agregó que su impacto puede ser tanto inmediato como de largo alcance, e incluye múltiples consecuencias físicas, sexuales, psicológicas, e incluso mortales, para mujeres y niñas. 

Advirtió que afecta negativamente el bienestar de las mujeres e impide su plena participación en la sociedad y además de tener consecuencias negativas para ellas, la violencia también impacta el desarrollo familiar, la comunidad y el país. 

López Bayghen consideró que contar con personas servidoras públicas violentas y/o irresponsables ante sus compromisos familiares, les hace infractores de la ley, por ello subrayó que “resulta incongruente y no ético poner a estas personas en puestos de representación o a ejercer cargos públicos, es colocar en situación de vulnerabilidad a que las personas que a ellas se acerquen”.

Recordó además que los lineamientos emitidos por el Instituto Nacional Electoral (INE) en 2020 donde se aborda el capítulo con las medidas 3 de 3 contra la violencia, se persigue inhibir conductas que contribuyan a la cultura patriarcal que fomentan la desigualdad estructural entre hombres y mujeres, como son la violencia familiar y/o doméstica, la violencia sexual, el incumplimiento de las obligaciones alimentarias, porque estas conductas afectan en forma desproporcionada a las mujeres.

El punto de acuerdo aprobado, también solicita a estos partidos políticos brinden sensibilización y capacitación a sus militantes en materia de prevención, atención y sanción a la violencia de género y masculinidades no hegemónicas, corresponsables y no violentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.