Cirqueros buscan mesas de trabajo con Gobierno Central  para continuar el show en la CDMX; tienen aforo del 30%

Redacción
Los estragos de la pandemia de la Covid-19 no han acabado para los cirqueros de la Ciudad de México, pues desde marzo del 2021 abrieron sus carpas con un aforo permitido del 30 por ciento y desde entonces se ha quedado así. 
 
Aunque la Capital del país disminuyó el contagio y las defunciones a consecuencia de la Covid-19, aún no hay una fecha definitiva para que los circos logren su apertura total, mientras tanto los payasos, malabaristas, y demás trabajadores, perciben salarios que llegan a los 2 mil 500 pesos quincenales. 
 
Por ello, el diputado de Morena, Janecarlo Lozano, presentó un punto de acuerdo durante la Sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Ciudad de México, para solicitar a la secretaria de cultura, Claudia Stella Curiel, instalar mesas de trabajo con los cirqueros a fin de encaminar acciones que permitan reactivar su economía. 
 
Al mismo tiempo, solicitó a los titulares de las 16 alcaldías organizar mesas de trabajo a fin de buscar los espacios públicos apropiados para realizar sus espectáculos durante sus viajes itinerantes. 
 
“Desgraciadamente, los circos, al igual que los teatros, fueron los primeros en cerrar sus puertas con la llegada de la pandemia por COVID-19, y serán los últimos en terminar de aperturar con un aforo del 100 por ciento”. 
 
“Los circenses comentan que no todos los circos han podido reestablecerse y que la apertura con un aforo del 30% no fue de gran ayuda, porque sus ganancias, de nuevo, dependen de la aglomeración de gente”, dijo Janecarlo Lozano. 
 
Los circenses dependen del aforo de personas que llegan a sus espectáculos, de acuerdo con la página de internet del Circo Hermanos Corona sus boletos cuestan de 150 a 300 pesos, mientras que la función teatral de los Hermanos Vázquez “Galas Mágicas”, tiene costo por Ticketmaster desde 150 pesos, pero su aforo aún es limitado. 
 
El diputado de Morena, sostuvo que en la Ciudad hay al menos 4 mil 500 familias de cirqueros que sobrevivieron los últimos dos años con la venta de palomitas, alcancías y algunas manualidades, por lo que muchos de ellos no cuentan con seguro médico. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.