San Juan Tlihuaca, epicentro de tradición popular en semana santa

* San Juan Tlihuaca, uno de los pueblos prehispánicos más antiguos de la Alcaldía Azcapotzalco retoma una de las tradiciones más arraigadas entre sus pobladores: la representación del Viacrucis de Semana Santa
* Este viernes a las 17:00 horas se realizará la crucifixión en el atrio de la iglesia de San Juan Bautista
Redacción

La Semana Santa es una de las conmemoraciones más importantes de la religión católica, en la que se recuerda la pasión y muerte de Jesucristo, en México en varios estados y municipios se realiza dicha representación desde hace varias décadas, y la Alcaldía Azcapotzalco no es la excepción, siendo la del pueblo de San Juan Tlihuaca el epicentro de esta tradición religiosa popular.

Luego de dos años de pandemia, este viernes, la Parroquia de San Juan Bautista, ubicada en el pueblo de San Juan Tlihuaca, volverá a reunir a más de dos mil 500 personas, entre creyentes y visitantes para presenciar la representación de la crucifixión de Cristo, que en esta ocasión estará encabezada por los jóvenes Daniel Martínez Ramírez de 33 años en el papel de Jesús, y Andrea Belén González de 30 años, como María, ambos oriundos de la zona.  

Durante 68 años, las calles de este pueblo, con una historia de más de 400 años de su fundación, se inundan de soldados romanos, apóstoles, discípulos, encapuchados y doncellas (mujeres que acompañan a Cristo y María) para conmemorar la representación de la Procesión del Jesús del Calvario.

La Alcaldesa de Azcapotzalco, Margarita Saldaña Hernández, dijo que “más allá de la cuestión religiosa, esta tradición arraigada entre las personas permite a la comunidades interactuar y unificarse para realizar una actividad teatral y popular que lleva un bien común de mantener una tradición y transmitirla de generación en generación”.

La Jefa de Unidad Departamental de Patrimonio y Atención a Pueblos y Barrios de Azcapotzalco, María Antonia Zempoalteca Cano, explicó por qué San Juan Tlihuaca, logra una gran convocatoria.

“San Tlihuaca en uno de los lugares con mayor número de visitantes porque la representación se realiza con actores, pero la crucifixión se hace con las figuras religiosas de madera de caña del Cristo y de la Virgen Dolorosa, lo que permite a las personas expresar su fervor en una actividad comunitaria que funciona el sincretismo de lo religioso y lo pagano”, explicó.

Otro de los atractivos, que sucede ahí mismo, es la Procesión de los Encapuchados, ataviados de túnicas blancas y negras, ya que van a cumplir una manda; antiguamente el tamaño del gorro era cómo se media la transgresión (pecado).

En la organización se calcula que participan alrededor de 300 personas, mientras que los pueblos, barrios y colonias que abarcan la representación teatral y procesión, respectivamente, son: San Juan Tlihuaca, Federico Gamboa, Manuel Salazar, Román Álvarez, Ahuehuetes, Rafael Alducin, Tezozómoc y las zonas habitacionales Francisco Villa, Presidente Madero y Miguel Hidalgo.

Entre tambores y flautas se anuncia el paso de la procesión a la que vecinos y curiosos se suman hasta retornar a la Parroquia de San Juan Bautista, durante el recorrido algunos pobladores salen de sus casas para ofrecer fruta, agua y dulces a los participantes del recorrido.

La representación del Viernes Santo concluye a  las 17:00 horas con la crucifixión de la figura del Cristo de madera de caña, la cual sólo sale de su vitrina de cristal para ser armado y llevarlo al atrio de la parroquia para la crucifixión; en el lugar colocan velas, incensarios y flores.

Cabe destacar que en cada una de  las 111 unidades territoriales de la demarcación se lleva a cabo una representación del Viacrucis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.