Reprueba concejal Silvana Ordoñez presunto robo de juguetes por funcionarios de la alcaldía Iztacalco

* De encontrarse elementos suficientes deberán ser destituidas de su cargo y enfrentar una posible sanción administrativa e incluso penal
* El incidente se registró la tarde del domingo pasado, cuando otros funcionarios de la alcaldía realizaban el evento denominado Los Reyes Magos en Iztacalco
* Estos hechos no deben quedar impunes y debe servir para enviar un fuerte mensaje que en esta alcaldía no habrá impunidad para nadie
Redacción

El presunto robo de juguetes por parte de funcionarios de la alcaldía Iztacalco es totalmente reprobable, aseguró la concejala Silvana Ordoñez quien se pronunció por abrir una investigación para esclarecer los hechos y advirtió que de encontrarse elementos suficientes los servidores públicos deberán ser destituidas de su cargo y enfrentar una posible sanción administrativa e incluso penal.

Tras conocer la información en la que se daba cuenta que funcionarios de esta alcaldía fueron sorprendidos robando juguetes que la misma demarcación compró para repartir a niños de escasos recursos en las colonias más marginadas de aquella zona de la Ciudad, durante el Día de Reyes, la concejal lamentó profundamente los hechos

Cabe destacar que el incidente se registró la tarde del domingo pasado, cuando otros funcionarios de la alcaldía en mención realizaban el evento denominado Los Reyes Magos en Iztacalco, que se llevó a cabo en un parque ubicado sobre las calles de Oriente 245 y Sur 20, en la Colonia Agrícola Oriental. Ahí había aproximadamente mil juguetes de diferentes tamaños para niños y niñas de padres de escasos recursos.

Quedó asentado en la carpeta de investigación, FIZC/IZC-2/UI-1/S/D/0045/01-2020, que durante el evento, la encargada de organizar todo se percató cuando dos empleados, a quienes identificó como Luz Mariana “N” y Alan Edgardo “N”, adscritos al Área de Prevención del Delito de la misma alcaldía, subían a un vehículo particular dos juegos de química y siete patines del diablo, los cuales estaban destinados para entregarse durante el evento antes mencionado.

Cuando fueron increpados, los empleados dijeron que “se les hizo fácil” llevarse unos juguetes para sus hijos y sobrinos para Día de Reyes. Luego optaron por devolverlos, pero la molestia e indignación de los testigos fue tanta que de inmediato le avisaron al oficial superior de su sección y éste a su vez pidió que se procediera legalmente contra ellos.

Ante esta situación, la concejal Silvana Ordoñez a pidió suspender de sus actividades administrativas de los dos empleados y continuar con la investigación penal que lleva a cabo la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, pues estos hechos no deben quedar impunes y debe servir para enviar un fuerte mensaje que en esta alcaldía no habrá impunidad para nadie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *