Necesaria la creación de normas o leyes que velen por el interés superior de los infantes huérfanos a causa de la pandemia del Covid-19: PTCDMX

Redacción

La Comisionada del Partido del Trabajo de la Ciudad de México, Magdalena Núñez Monreal, expresó la urgencia de crear leyes, normas o mecanismos de protección y procuración para niñas, niños y adolescentes que hayan quedado en orfandad a causa de la pandemia por Covid-19, así como contar a la brevedad con registros que ayuden a contabilizar y visibilizar a este sector.

Aseveró que, el Partido del Trabajo en la Ciudad de México, en el Congreso local, la Cámara de Diputados y el Senado la República, trabajarán desde sus trincheras, iniciativas de ley, puntos de acuerdo o propuestas propias y de otras fuerzas políticas u organizaciones civiles en la creación de leyes o normas que tengan que ver con el tema.

“Es indispensable crear un registro de niñas, niños o adolescentes que hayan perdido a su madre, padre o tutor por consecuencia del Covid-19. Como representantes de la sociedad, debemos procurar su bienestar con programas de apoyo dirigidos a este sector y modificaciones a políticas públicas y presupuestales para atender la situación”, insistió.

Tan sólo hasta septiembre de este año, México se colocaba como el tercer país a nivel mundial en cuanto al número total de menores que quedaron en orfandad, debido a la muerte de sus padres o tutores por Covid-19, con 244,500 casos, sólo por debajo de India y Brasil, según indicó un análisis publicado por el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

Sin embargo, si se considera el número de menores que quedaron huérfanos por cada 100 decesos por el virus SARS-CoV-2, México se posicionó en primer lugar a nivel mundial con 90 casos; le siguieron la India con 87 y Colombia con 67.    

La diputada recalcó que es necesario ejecutar un plan integral emergente, como la creación de un registro único de este sector en estado de orfandad por coronavirus por parte de las autoridades, ya que “hasta el momento no existen los suficientes registros administrativos sobre esta situación y no ayudan a visibilizar el estado de emergencia en el que viven los infantes y los jóvenes”.

Por ello, señaló la petista, se deben poner en marcha acciones necesarias para asegurar la protección social, atención médica, económica, alimentaria, psicológica y educativa a niñas, niños y adolescentes que perdieron a sus progenitores, “mismas que desde el Partido del Trabajo impulsaremos para que sean realidad”.

Núñez Monreal finalizó con las consecuencias que este problema puede traer para los involucrados que comienzan con problemas de salud mental, violencia física, emocional y sexual, así como también el incremento al suicidio, embarazo adolescente, enfermedades infecciosas y crónicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *