Carlos Slim avanza en sus planes y crece en sus finanzas a costa de los trabajadores de Telmex, transfiere sus ganancias hacia América Móvil y Grupo Carso

Redacción

Trabajadores de la empresa Teléfonos de México se manifestaron este lunes 25 de este mes frente a las instalaciones de la misma para demandar la devolución de la gran materia de trabajo que los dueños se han llevado para América Móvil y para las contratistas y terceros. Asimismo, exigen que la empresa respete su contrato colectivo de trabajo y de manera particular su régimen de jubilaciones, ya que insisten los dueños en cambiar parte de la pensión por acciones de la misma Telmex, cuando desde hace ya varios años la han estado vaciando hasta ponerla en una penosa situación financiera.

Agrupados en la corriente democratizadora Telefonistas Construyendo Democracia perteneciente al Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, denuncian que han tenido una fuerte ofensiva de parte de Carlos Slim, ya que, además de lo anterior, sigue sin cubrir las vacantes que le adeudan al sindicato, que ya suman más de 15 mil desde que fue privatizada; no ha realizado las aportaciones que le corresponden al fondo de pensiones, les aplican aumentos salariales diferenciados, intenta acabar con el régimen jubilatorio para los trabajadores de nuevo ingreso y los insumos necesarios para el desempeño adecuado de Telmex los ha estado desviando hacia sus contratistas y filiales.

En un país donde el 80% del territorio nacional no cuenta con Internet debido a que los monopolios de las telecomunicaciones se concentran en las grandes ciudades para asegurar altos márgenes de ganancia, los dueños de AMX, y en particular la familia Slim, en vez de realizar fuertes inversiones para superar este rezago, por el contrario acentúan esta concentración de las telecomunicaciones en los segmentos de la población de medianos y altos ingresos así como en sus negocios de comunicaciones que tiene en América Latina al lanzar a fines de julio de este año su sexto satélite y realizar una importante inversión en estos tiempos de pandemia al sur del continente, lo que ha acentuado la brecha digital en nuestro país, mientras que a los usuarios de Telmex de manera abusiva e ilegal desde hace unos meses les impuso el servicio de Claro Video y les ha estado cobrando por un servicio que no solicitaron.

Por ello, no es casual que el presidente de la República el 21 de octubre, en el marco del refrendo de la concesión del servicio para la empresa Telmex en el año 2023, le haya adelantado al magnate de las telecomunicaciones la necesidad de la revisión de las tarifas y la ampliación de la infraestructura de red, entre otros compromisos.

Los trabajadores que han salido castigados de esta perversa forma de transferir las ganancias de Telmex hacia el emporio de la familia Slim concentrado en América Móvil y en el Grupo Carso, han sido principalmente los telefonistas al servicio de Telmex, para colmo partida en dos. De ahí que nuevamente salgan a las calles a defender sus derechos, independientemente de las acciones que impulsa el líder casi eterno, Francisco Hernández Juárez, porque consideran que lo único que ha hecho es simular, cuando en realidad ha dejado que los dueños rasuren su contrato colectivo y pongan a Telmex al borde de la inanición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *