Necesario que INEGI cense asentamientos irregulares en aras de dotarlos de seguridad jurídica

* No hay cifras oficiales; se estima, 7.5 millones de predios irregulares, en 74 zonas metropolitanas del país que concentran 74.2 por ciento de la población nacional
* No reciben servicios públicos, al no tener un domicilio formal; no son censados y, por ende, excluidos de los datos base de las políticas públicas de planeación urbana
* La iniciativa presentada busca que el INEGI incorpore a este sector social en el próximo Censo Nacional de Población y Vivienda
Redacción

Laura Imelda Pérez Segura, diputada federal por MORENA, presentó ante la Cámara de Diputadas y Diputados una iniciativa con proyecto de decreto para incorporar a la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica, el censo de quienes habitan en asentamientos humanos irregulares en el territorio nacional.

El propósito -explicó- es avanzar en la regularización territorial y jurídica de los mismos, a fin de que la autoridad les proporcione los servicios públicos como  agua potable, seguridad pública, pavimentación, alumbrado, recolección de basura y drenaje que, por ley, gozan quienes tienen un domicilio formal.

El Censo de Población y Vivienda que aplica cada 10 años el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) no contempla a este sector de la población en México, dejándolos —alertó— en un estado de indefensión.

Los censos de población, precisó, permiten relacionar las características de los habitantes con las viviendas que ocupan, así como generar información sociodemográfica que sirve como soporte estadístico para respaldar la toma de decisiones de cualquier gobierno.

“Sin embargo, no existe un censo de asentamientos humanos irregulares, porque carecen de una dirección o ubicación oficial que, a su vez, impide ser contemplados dentro de las políticas públicas que implementa el Estado en materia de planeación urbana”, indicó la representante popular por el Distrito 16 con cabecera en San Pedro Tlaquepaque, Jalisco.

A la fecha -dijo- sólo hay aproximaciones cuantitativas que dan cuenta de una manera muy general sobre la problemática de los asentamientos humanos irregulares.

“Se estima que en el país hay entre 7 y 7.5 millones de predios irregulares, con un incremento de 90 mil lotes al año en las 74 zonas metropolitanas del país, las cuales concentran cerca del 74.2 por ciento de la población nacional”, indicó Laura Imelda Pérez Segura.

Estas estimaciones -señaló- se sustentan en información de instancias gubernamentales e instituciones académicas que estarían desactualizadas más de 10 años, lo que imposibilita una solución integral para la población que habita este tipo de núcleos sociales.

Es por ello que, destacó la legisladora federal, la iniciativa busca que el siguiente Censo Nacional de Población y Vivienda recopile información estadística y geográfica desagregada sobre los asentamientos humanos irregulares, que permita la elaboración de políticas públicas para atender y proteger los derechos de la población asentada dentro de las mismas.

Y esta tarea, dejó en claro la diputada federal por Jalisco, “debe recaer en las facultades del INEGI, como único organismo autónomo con la facultad exclusiva de realizar censos nacionales e indicadores que atiendan el tema de población y vivienda, y como generador de información estadística para el desarrollo nacional del país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.