La seguridad, respeto a derechos humanos y protección civil son ejes rectores del PND

* Se prevé construir un país más resiliente, sostenible y seguro
Redacción

La diputada Lorenia Iveth Valles Sampedro (Morena) convocó a unir fuerzas y voluntades a través del Plan Nacional de Desarrollo (PND), para que México transcienda sus problemas y salga adelante con una transformación profunda, donde la seguridad, el respeto a los derechos humanos y la protección civil sean los ejes rectores.

Al inaugurar el foro “Los fines del proyecto nacional en el Plan Nacional de Desarrollo (PND)2019-2024 para construir el futuro”, subrayó que cada ciudadano debe contribuir, desde su ámbito de actividad, “porque no hay trinchera pequeña y todo es importante para cooperar y delinear nuevas opciones de desarrollo a la población”.

Resaltó la importancia de discutir y evaluar el PND para retroalimentarnos entre los diversos sectores en un parlamento abierto, mediante la intervención histórica del Congreso en el proceso de aprobación de este instrumento de planeación, para verificar que incluya los fines del proyecto nacional contenidos en la Constitución Política, a fin de sentar las bases y ofrecer mayores oportunidades.

Enrique Guevara Ortiz, director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), indicó que el PND prevé construir un país más resiliente, sostenible y seguro ante el riesgo de desastres, mediante cinco estrategias para reducir el peligro existente ante el impacto de fenómenos naturales y se privilegie la planeación.

Propuso mejorar el conocimiento sobre las vulnerabilidades. Porque uno de los retos en materia de protección civil es salvar vidas y lograr que cada persona esté preparada para responder ante una emergencia, a través de una cultura de prevención que se ejerza todos los días, sólo así se evitará que los efectos de las contingencias naturales y provocadas por el ser humano se conviertan en catástrofes.

La protección civil es responsabilidad de la sociedad y gobierno para que se concienticen y conozcan los riesgos a que están expuestos en el hogar y en los empleos. En la medida que se tenga información del impacto de los fenómenos naturales se reducirán riesgos y se romperá la brecha de desigualdad, ya que una emergencia perjudica más a los grupos vulnerables.

Fortalecer la planeación que evite asentamientos humanos irregulares, infraestructura y actividades productivas en zonas de riesgo, reconstruir viviendas, ofrecer servicios públicos oportunos, porque los desastres son un problema social al crear condiciones de vulnerabilidad cuando ocurre un fenómeno, resultado de decisiones equivocadas de funcionarios de diferentes niveles. “La corrupción genera riesgos”.

La Secretaría de Gobernación implantará la participación y garantía de derechos humanos individuales y colectivos a través de una estrategia donde el centro de toda la política sean las víctimas de este país, anunció Estefanía Hernández Ceballos, directora general de Políticas de Derechos Humanos de la dependencia federal.

Adelantó que se sustentarán las acciones coordinadas en tres ejes fundamentales del PND: afianzar la justicia y el Estado de derecho para que el gobierno sea garante de los derechos humanos, contenidos en la Constitución y construir un país donde impere la ley.

Garantizar el goce de los derechos sociales y económicos establecidos en la Carta Magna e incentivar un desarrollo económico, dinámico, equilibrado y sostenible. La funcionaria reconoció que el diagnóstico del PND revela que los males han sido generados de años, de políticas neoliberales y que han llevado a esta situación insostenible de desigualdad.

“En México tenemos 40 mil personas desaparecidas, mil 100 fosas clandestinas, 3 mil 214 presuntos delitos por tortura y también tenemos una crisis en materia de feminicidios en donde mueren alrededor de siete mujeres al día, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2018”, denunció.

Juan Ibarrola, especialista en fuerzas armadas, mencionó que tienen una tarea fundamental en el PND para fortalecer las instituciones, e invitó a los legisladores a reconceptualizar la militarización, toda vez que la Guardia Nacional no será la única respuesta en materia de seguridad.

Es necesario entender que las fuerzas armadas deben ser aprovechadas y no utilizadas, a fin de que no exista un riesgo en materia de seguridad, de derechos humanos y justicia, “en la actualidad el 85 por ciento de los ciudadanos se sienten inseguros, cuando sale de casa”.

Expresó que el PND tendrá que ser analizado de manera detenida, porque existen elementos rescatables y loables, como fortalecer las policías estatales y establecer que las fuerzas armadas sean el último recurso del Estado para solucionar un problema. Además, consideró que no debe politizarse la seguridad, la justicia y los derechos humanos, porque “el que intente hacerlo tan sólo los corromperá”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *