Aprueba el Pleno tipificar el delito de lesiones cometidas contra la mujer en razón de su género

* Turna el dictamen al Senado de la República
Redacción

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y particular, el dictamen que tipifica las conductas que causan lesiones a las mujeres en razón de su género, y establece pena de diez a 15 años de prisión a quien infiera alteración en la salud o daño, producido por causa externa, que les deje huella material en el cuerpo.

Con el documento avalado en lo general, por 359 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, se adiciona el capítulo I Bis, “Lesiones cometidas contra la mujer en razón de su género”, y los artículos 301 Bis y 301 Ter al título decimonoveno del Código Penal Federal.

Se considera que existen razones de género cuando concurra: alteración o daño que sea infamante o degradante; existan datos que establezcan que se ha cometido cualquier tipo de violencia relacionada con el hecho delictuoso del sujeto activo en contra de la víctima y que ella haya sido incomunicada.

Además, establece que si entre el sujeto activo y la víctima existió una relación sentimental, afectiva, de confianza, de parentesco, laboral, docente o cualquiera que implique subordinación o superioridad, se impondrán de 15 a 20 años de prisión.

También detalla las causales por las que la pena podrá aumentar en dos tercios: cuando de la alteración o daño resulte una enfermedad incurable; la inutilización permanente o la pérdida de cualquier órgano, extremidad o función orgánica, o cuando la alteración o daño ponga en peligro la vida de la mujer.

El dictamen precisa que este tipo de violencia es una manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, configurándola como característica de la agresión de género.

En México, al menos 6 de cada 10 mexicanas ha enfrentado un incidente de violencia; 41.3 por ciento de las mujeres ha sido víctima de violencia sexual y, en su forma más extrema, 9 son asesinadas por día.

La violencia contra la mujer se ha vuelto tan amplia que se pueden encontrar diversas conductas delictivas, la más común son las lesiones dolosas y culposas, ocupan 75.65 por ciento de los delitos contra mujeres, de enero a agosto de 2019, según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La tendencia nacional de las víctimas de lesiones dolosas ha ido en crecimiento. En los primeros ocho meses del año hubo 45 mil 495 lesionadas en todo el país. Mayo fue el más violento para las mexicanas, con un total de siete mil 351 casos. Además, el delito de lesiones no solo se encuadra por haber sufrido una contusión, sino la gravedad de la misma.

Al fundamentar el dictmen, la presidenta de la Comisión de Justicia, diputada María del Pilar Ortega Martínez, señaló que el propósito es incorporar a la legislación el delito de lesiones en razón de género.

La violencia contra las mujeres, dijo, es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales. “La discriminación y la agresión son formas más dramáticas de la desigualdad, un problema enquistado en todas las sociedades del mundo que lacera de manera especial a las mexicanas”.

Indicó que la violencia contra las mujeres se amplió y se generalizó. El tipo más común es el de lesiones dolosas y culposas, que representan el 75.65 por ciento de los delitos de género cometidos, con un saldo aproximado de 45 mil 495 víctimas reportadas en todo el país de enero a agosto de 2019, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública.

Ortega Martínez precisó que lo hasta hoy establecido en la tipificación existente no ha sido suficiente para atenuar el fenómeno de la violencia en razón de género y tampoco ha logrado inhibir la comisión de dichas conductas.

“Pareciera que ha servido para que la clasificación de violencia ejercida entre agresor y víctima limite la consideración únicamente en los entornos familiares, mas no en todos los ámbitos. Erradicar la violencia contra las mujeres es una tarea prioritaria para esta comisión, pero sobre todo para esta legislatura”, añadió.

Manifestó que no basta con introducir más tipos penales, penas o agravantes, “si no hacemos que las instituciones responsables de impartir y procurar justica actúen acordes con lo que hoy les demanda la sociedad mexicana y atiendan su obligación de juzgar con perspectiva de género”.

Con esta reforma, agregó, se da un paso importante en la construcción de nuevos instrumentos legislativos contra este problema. “No bastará con ello si sigue existiendo la renuencia de las instancias correspondientes en visibilizar ya el tema en las carpetas de investigación y se provoca, como en el caso de Abril, este tipo de conductas que parece que siguen en la impunidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *