Los medios públicos deben ser espacios incluyentes, en el que quepan todas las voces

* Periodistas e investigadores participantes en el foro Hacia un Sistema Público de Radiodifusión, organizado por el Congreso local advierten que los medios públicos tienen que ser incluyentes y plurales

* El Sistema debe garantizar el acceso a la información para consolidar la democracia, coinciden los ponentes

* “Debe ser un espacio en donde tengan cabida todas las voces, sin privilegios, sin desventajas”: diputado Ricardo Fuentes

Redacción

Periodistas e investigadores participantes en el foro “Hacia un Sistema Público de Radiodifusión de la Ciudad de México” coincidieron en los grandes desafíos que tendrán los medios públicos como es: evitar convertirse en la vocería de las autoridades, ya que se debe convertir en el medio más confiable para la sociedad capitalina.

En sus ponencias, los especialistas en la materia expusieron que también se tendrán los retos de construir un sistema incluyente, plural, que gane audiencias, a través de la atención a problemas ciudadanos; y que produzca contenidos para los distintos sectores.

Durante el foro organizado por las comisiones unidas de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias, y de Administración Pública Local del Congreso local, los expositores resaltaron que en las administraciones anteriores el Sistema Público estuvo en el olvido, incluso reprocharon que hubo una tendencia de fortalecer los medios mercantiles.

Entre los retos enumerados durante las participaciones, se encuentra el hecho de que el Sistema Público de Radiodifusión debe tener la capacidad de respuesta ante las adversidades como son los recortes presupuestales, atajar cualquier intento de coerción en su línea editorial.

Además, garantizar el derecho al acceso a la información, pues de esta forma se puede consolidar la democracia.

El diputado Ricardo Fuentes Gómez, del grupo parlamentario de MORENA, relató algunos otros de los retos que enfrentará el nuevo Sistema Público. “No hay que confundir el interés público con el interés gubernamental; el Sistema debe ser un espacio en donde tengan cabida todas las  voces, sin privilegios, sin desventajas, es decir, debe evitar convertirse en la vocería personalizada de autoridades y gobernantes”, expuso el legislador.

“Además, está el asunto relacionado con la cláusula de conciencia, ya que ésta es el paso previo a la garantía de la libertad de expresión; se tendrán que fortalecer los derechos de los periodistas y comunicadores, así como los límites de intervención de los gobiernos, todo esto para garantizar la independencia editorial”, resaltó.

Un medio público tiene como requisito ser incluyente, en el que cabe la voz del gobierno

Ricardo Raphael, periodista y conductor de espacios en Canal Once y el IMER, se pronunció en favor de fortalecer la libertad de conciencia y expresión, pues esto empoderará el derecho a la deliberación plural. “Piensen con miras a 40 años, porque habrá  mayores  plataformas. ¿Habrá un Sistema o plataformas?”, cuestionó a los diputados locales.

Indicó que por generaciones hubo desatención a la ciudadanía, “este nivel de desatención en la producción de los contenidos y su distribución fue escandaloso en el pasado. Se debieron atender  a las generaciones. Ahora el reto es  tener un instrumento en favor de la pluralidad y que se mantenga”.

“Un medio público tiene como primer requisito ser un espacio incluyente, en el que cabe la voz del gobierno, pero no puede ser la única. Debe manejarse con pluralidad y publicitar los temas públicos y proteger la libertad de conciencia” alertó.

En opinión de Javier Esteinou, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, el sistema de comunicación público adoptó desmedidamente una estrategia comercial monopólica y esta tendencia fue provocada por la ausencia de una legislación precisa en cuanto al funcionamiento como medios de comunicación de Estado; la dependencia con el poder gubernamental que propició el uso para impulsar intereses políticos; además no se permitió el financiamiento autónomo y los medios siguieron subordinados a la autoridad en turno. “No funcionó ante los grandes desafíos de crecimiento nacional y regionales”.

Emitió una serie de recomendaciones para el nuevo Sistema Público de Radiodifusión, por ejemplo que sea una herramienta para ejercer el derecho a la información, no convertirse en una competencia de los medios comerciales privados; no alterar su función social con el propósito de conquistar mayor raiting; evitar que se transforme en una institución de propaganda de las autoridades; incluso que el titular del Sistema se nombre con base en el perfil y no por amistad; además, que tenga autonomía económica.

En tanto, Armando Casas, director de Canal 22 y ex director de TV UNAM, se refirió a la experiencia de este medio que nació siendo cultural. Es el medio público nacional que no tiene concesión pública, sino comercial, es decir, es una empresa paraestatal. Y esto ha generado problemas, ya que “los contadores nos preguntan que cuánto vendemos, cuál es el plan de negocios y cuánto se obtiene por pautas o patrocinios”.

Lo cierto, indicó, es que en los últimos años la obtención de recursos por la vía comercial ha sido pequeña, “no lo atribuyo a una falta de visión, sino que es por el contexto en donde la televisión comercial ha tenido la parte favorable desde el lado político”.

“En los últimos ocho años, Canal 22 ha visto disminuir su presupuesto como escalera hacia abajo, es dato impresionante: se ha perdido la mitad de su economía, pero fue escandaloso en el sexenio pasado”, informó.

Resaltó que un desafío para los nuevos medios públicos será generar contenidos de calidad que generen audiencia, sin la etiqueta de ser de gobierno.

Luis Eduardo Garzón, coordinador de Canal Once, informó que como medio tienen la más alta credibilidad en relación con otros “y lo hemos construido mirando a los ojos a la gente, ya que hemos colocado en el centro de los temas los problemas cotidianos, pero esto se puede ir acabando”.

Por ello propuso la construcción un Sistema Público de Radiodifusión cercano a la ciudadanía, con capacitación de su personal, incluso abrir la visión al intercambio de producciones con otros medios. “Produzcamos más, hagamos más caso del raiting social, éste  que genera opinión e información, que otros no tienen”.

El periodista Raúl Fraga enfatizó que la toma de decisiones será crucial en el Sistema Público. “Hoy en la Cuarta Transformación es importante lo que se pueda consolidar el cómo hacerse atractivos para las comunidades digitales, a través del uso de códigos en comunicación empleados por las nuevas generaciones”.

Recordó que el viernes 17 de mayo se celebra el Día Internacional de la Información e informó que sólo en México los últimos datos que se tienen muestran que hay 79 millones de internautas; la expectativa es que la cifra haya aumentado a 84 millones, “por eso es una obligación usar esos códigos de comunicación, porque la mayoría de los internautas son adolescentes y jóvenes.

Para cerrar la segunda mesa de debate, Héctor Parker, de Radio y Televisión del Estado de Tlaxcala, se pronunció en favor alcanzar las nuevas tecnologías de información y transformarse con ellas.

“Debe haber un compromiso con la sociedad, con la que participa, con los grupos sociales, que plantean sus problemas. Incluso se puede pensar en tener una plataforma para las diversas problemáticas”, resaltó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *