La tortura en México, “una práctica aberrante, generalizada y sistemática”, reconoce la senadora Nestora Salgado

* El diputado Temístocles Villanueva (MORENA) encabezó el Encuentro Legislativo sobre la prevención de la tortura, con el propósito de blindar a la Ciudad de México de esta práctica

* Juan E. Méndez, ex relator especial sobre tortura de la ONU, aseguró que la Guardia Nacional va en la dirección correcta para combatir el crimen organizado

* Nestora Salgado (MORENA) se comprometió a acompañar desde el Senado las propuestas que surjan en el Congreso local para defender y fomentar los derechos humanos

Francisco Rodríguez

La senadora Nestora Salgado, activista, ex comandante de la policía comunitaria de Guerrero y ex presa política, hizo una descripción del México contemporáneo: “La tortura y los malos tratos son generalizados y sistemáticos. La tortura forma parte de la cultura de la investigación” en nuestro país.

La tortura se utiliza desde la detención hasta la presentación ante la autoridad y como método para obtener declaraciones. “Son prácticas aberrantes, sin ninguna justificación e inhumanas”, comentó durante su participación en el Encuentro Legislativo sobre la prevención de la tortura, convocado por el Congreso de la Ciudad de México.

Justo por eso y convencido de que estas prácticas no pueden prevalecer en un Estado democrático, el diputado Temístocles Villanueva Ramos organizó este encuentro, con el propósito de retomar experiencias internacionales y nacionales exitosas que contribuyan a construir el marco legal para evitar prácticas de tortura y violación de derechos humanos en la capital.

Villanueva Ramos, presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso de la Ciudad de México, explicó la importancia de “construir desde el Congreso local una legislación que permita blindar a la ciudad de prácticas de tortura, desaparición forzada y tratos crueles a las personas”.

El legislador integrante de la fracción parlamentaria de MORENA indicó que este encuentro se efectuó como un intercambio de ideas para construir propuestas legislativas para la defensa de los derechos humanos y la prevención de la tortura en la capital.

Recordó que hace un par de semanas presentó una iniciativa para eliminar del Código Penal capitalino los delitos de ultrajes a la autoridad y ataques a la paz pública, que eran empleados para criminalizar la protesta social.

Nestora Salgado García, quien es secretaria de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, destacó la necesidad de aplicar medidas para prevenir las prácticas de tortura y garantizar la reparación integral del daño a las víctimas y efectuó el compromiso de acompañar desde el Senado las propuestas que surjan en el Congreso capitalino para defender y fomentar los derechos humanos.

Juan E. Méndez, activista de derechos humanos y ex relator especial sobre Tortura de la Organización de Naciones Unidas de 2010 a 2016, remarcó que el principal aspecto para prevenir la tortura es evitar las detenciones clandestinas en lugares no oficiales; “es en estas situaciones donde se dan las peores prácticas de tortura”.

Recordó que en 2014 visitó México y en 2015 presentó un informe sobre la situación de las personas privadas de su libertad, con una serie de recomendaciones, “la mayoría de las cuales ya están en marcha”, y resaltó que desde hace un par de años entraron en vigor la Ley General sobre Tortura y la Ley General Sobre Ejecución Penal.

Con respecto a la Guardia Nacional, señaló que avanza en la dirección correcta para combatir el crimen organizado, aunque falta establecer una ley orgánica para su funcionamiento, la cual debe recuperar la experiencia internacional en la materia.

Afirmó que para prevenir la tortura son fundamentales medidas de control periódico del Estado, con intervención de la sociedad civil, en los cuerpos encargados de la seguridad, y que éstos reciban una educación permanente en materia de derechos humanos, además de visitas constantes y sin aviso a los centros de privación de la libertad.

Octavio Amezcua, representante de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, mencionó que la Ley de Registro de Detenidos y la Ley General sobre la Tortura son buenos instrumentos legales, “que recuperan los más altos estándares internacionales, y aportan a la justicia y la prevención de la tortura”.

Asimismo, destacó la importancia del escrutinio, la supervisión y la rendición de cuentas de los lugares de detención, como formas de prevenir la tortura.

Amezcua celebró las iniciativas presentadas por el diputado Temístocles Villanueva.  “Definir como delitos los ultrajes a la autoridad y los ataques a la paz pública atentan contra la libertad de expresión”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *