El Congreso capitalino busca soluciones a los problemas de movilidad; participan motociclistas, académicos y especialistas

* Como parte del coloquio Movilidad Sustentable en la Ciudad se realizó la mesa La motocicleta, una perspectiva desde la seguridad ciudadana, la seguridad vial y la sustentabilidad

* Entre los años 2005 y 2016 se incrementó en 600% la cantidad de motocicletas que circulan en la capital, al pasar de 35 mil a 200 mil unidades: diputado Macedo Escartín

Redacción

Para contribuir a buscar soluciones integrales a los problemas de movilidad en la capital, con la participación de académicos, autoridades, especialistas, investigadores, iniciativa privada y los diferentes usuarios de la vía pública, el Congreso local realizó la mesa La motocicleta, una perspectiva desde la seguridad ciudadana, la seguridad vial y la sustentabilidad, como parte del coloquio Movilidad Sustentable en la Ciudad de México.

“En la ciudad se vive un fenómeno social de movilidad dependiente de prototipos más compactos, debido al incremento del precio de los combustibles y el tráfico vehicular, sin embargo, esto ha traído consigo un incremento excesivo del parque vehicular de transportes motorizados como la motocicleta y la motoneta”, indicó el diputado Miguel Ángel Macedo Escartín, presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable.

El legislador del grupo parlamentario de MORENA destacó que entre 2005 y 2016, la cantidad de motocicletas que circulan en la capital se incrementó casi en 600 por ciento, al pasar de 35 mil a 200 mil unidades, y que su uso se ha vinculado a actividades ilícitas y a una alta tasa de accidentes.

Recordó que conforme a la Constitución Política de la Ciudad de México, “toda persona tiene derecho a la movilidad en condiciones de seguridad, accesibilidad, comodidad, eficiencia, calidad e igualdad”, y de acuerdo con la jerarquía de movilidad, “se otorgará prioridad a los peatones y conductores de vehículos no motorizados y se fomentará una cultura de movilidad sustentable”.

“Los cambios demográficos, sociales y económicos en la Ciudad de México han generado cambios en su movilidad, y el automóvil ha perdido cada vez más el lugar privilegiado que tenía, con el incremento en el uso de bicicletas, motocicletas y otros vehículos”, expresó el diputado Guillermo Lerdo de Tejada Servitje, de la fracción parlamentaria del PRI.

Propuso dar seguridad a todos los usuarios de la vía pública, fomentar la cultura cívica para transformar la conducta de todos sus usuarios, con la protección de la vida y la integridad de las personas como prioridad.

Lerdo de Tejada señaló la urgencia de acoplar los marcos jurídicos a las nuevas realidades, con una visión a corto, mediano y largo plazo en las políticas públicas en materia de vialidad, “para tener la regulación moderna, eficiente y a la altura de lo que la ciudad necesita”.

El director general de Ingeniería Vial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Luis Ruiz Hernández, informó que a nivel nacional la cantidad de automóviles pasó de 10.1 millones en 2010 a 29.2 millones en 2016, mientras que las motocicletas en el mismo periodo aumentaron de 293 mil 924 a más de 2.9 millones, es decir, se incrementaron 10 veces.

En este sentido, expresó la necesidad de elevar la capacitación para los conductores de motocicletas, y mejorar los mecanismos para identificar a los motociclistas y a sus vehículos.

En representación de los clubes de motociclistas, Carlos Patiño López, propuso cambiar la pirámide de movilidad por una pirámide de vulnerabilidad, en la que se privilegie el cuidado del peatón, seguido del ciclista y el motociclista.

Asimismo, sugirió que haya licencias diferenciadas para los motociclistas, “sin que los primerizos puedan conducir motos de gran cilindrada”; y se manifestó en contra de rotular cascos y chalecos con las placas de la motocicleta.

Gustavo Medina Barrios, de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Robo de Vehículos y Transporte, comentó que esta dependencia de la Procuraduría General de Justicia de la capital cuenta con dos Módulos de Investigación Vehicular, a los cuales quienes compran un vehículo seminuevo pueden acudir para que sean revisados a detalle sus unidades y documentos.

José García Campoy, representante de mototaxis, reconoció que este servicio se brinda desde hace 30 años en la periferia de la ciudad, sin ninguna evolución en la tecnología que utilizan, a pesar de que en la actualidad hay cerca de 40 mil mototaxis de 73 organizaciones, que realizan una media de 75 viajes diarios por unidad.

Jorge Morfín Salcedo, de la organización Movilidad Inteligente, coincidió en que las motocicletas han tenido un crecimiento exponencial en la Ciudad de México, “sin respetar las reglas de vialidad, circulando a exceso de velocidad y con muchos operadores que no tienen la capacitación suficiente”, por lo que solicitó que se exijan valoraciones de habilidad para dar licencia a motociclistas y el uso de equipo de seguridad al conducir.

“No se trata de satanizar a la motocicleta”, expresó Daniel López Longinos, docente del Instituto Politécnico Nacional, quien señaló que los accidentes vehiculares más graves se dan en motocicletas, por lo que sugirió que regresen los exámenes como requisito para el otorgamiento de licencias.

Adriana Peña Blanco, a nombre de clubes de motociclismo, requirió una reglamentación que garantice la seguridad de todos los usuarios de la vía pública.

Patricia Sequelis, representante del Consejo Mexicano de Seguridad Vial y Deportiva, aseguró que una de las razones del crecimiento en la cantidad de motocicletas es un transporte público deficiente, y resaltó la importancia de que los motociclistas utilicen cascos adecuados y equipo de seguridad.

Maytone García, de la Coalición Cero Emisiones, expresó la necesidad de que todos los usuarios respeten las normas de tránsito.

Emma Vassallo, ejecutiva de Econduce, explicó que esta empresa de renta de motonetas eléctricas es pionera en México y América Latina. Explicó que los nuevos paradigmas de movilidad, con vehículos como las bicicletas sin anclaje y los monopatines eléctricos, que no generan bióxido de carbono ni contaminación auditiva, han evolucionado mucho más rápido que la legislación en la materia.

Rodrigo Almendrades, director de operaciones de Harley Davidson, informó que esta empresa se fundó en 1903, por lo que tiene 115 años en el mercado, y que en la Ciudad de México está desde 1915. Expresó que para mejorar la movilidad de los motociclistas se requiere diseñar políticas públicas correctas, contar con infraestructura adecuada, optimizar la formación de los motociclistas e incorporar los avances tecnológicos en los dispositivos de seguridad.

“Nosotros no podemos legislar si no escuchamos las otras voces. Solamente juntos podemos avanzar en los temas de movilidad en la Ciudad de México, poniendo cada quien su granito de arena”, concluyó el diputado Macedo Escartín, quien adelantó que buscará llevar foros de educación vial a cada una de las 16 alcaldías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *