La proliferación de bares y cervecerías han desquiciado la vida vecinal y el turismo en Cuauhtémoc: Fuentes Rocha

 * El espacio es invadido por “ejércitos” de personas que se dedican a promocionar desde servicios de óptica, tatuajes, restaurantes, ropa y bares, entre otros

* Denunció que en días pasados fue difundido a través de redes sociales el caso de un joven que presuntamente fue drogada por uno de los meseros de un bar de avenida Juárez

Redacción

El presidente de la Comisión de Transparencia de la alcaldía Cuauhtémoc, concejal Abel Fuentes Rocha, hizo un llamado al Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, así como a la responsable de la Autoridad del Centro Histórico, Dunia Ludlow Deloya, para frenar la anarquía que vive el primer cuadro de la ciudad, donde la presencia de los llamados “tarjeteros”, así como de bares y cervecerías han desquiciado la vida vecinal, el turismo y el comercio.

“El primer acto de corrupción en el servicio público es la omisión y es la conducta que predomina en el primer cuadro de la Ciudad de México donde el espacio es invadido por grupos de personas que se dedican a promocionar servicios de óptica, tatuajes, restaurantes y bares, sin que autoridad alguna pueda regularlos o contar con algún tipo de registro en la materia”, aseguró el concejal del Partido Acción Nacional.

La presencia de los llamados “tarjeteros” se extiende sobre las calles de Tacuba, Allende, Motolinía, Regina, entre otras, así como en las inmediaciones del Zócalo donde estas cientos de personas se dedican a promocionar diversos servicios –incluso tatuajes y piercing—provocando la molestia de los viandantes que se ven acosados por estos sujetos, restando con ello, el atractivo comercial y turístico del Centro Histórico.

Para el concejal Fuentes Rocha esta permisividad de la autoridad respecto a esta actividad obedece presuntamente a los “acuerdos” que la autoridad tienen con organizaciones y asociaciones de comerciantes que se han convertido en un poder fáctico en el Centro Histórico al apoderarse de sus calles, andadores, callejuelas y plazas.

El poder que han adquirido estas organizaciones –afiliadas a grupos políticos—ha llevado incluso al enfrentamiento abierto y la agresión contra elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana cuando intentan ordenar la vía pública. “Hemos sido testigos de cómo estas personas que operan perfectamente organizadas amedrentan y amenazan a los servidores públicos para que no sean remitidos a los Juzgados Cívicos”, apuntó.

De igual manera, acusó la proliferación de los llamados “antros” y cervecerías en el primer cuadro de la ciudad, cuya actividad se ha extendido a la calle a través de estos “tarjeteros” que enganchan a posibles clientes con falsas promociones y, cuando los comensales descubren la estafa, son amedrentados por los meseros y personal de “seguridad” para que paguen la cuenta.

Denunció que en días pasados fue difundido a través de redes sociales el caso de un joven que presuntamente fue drogada por meseros de uno de los establecimientos localizados en avenida Juárez, la cual ya semi-inconsciente pretendía ser llevada por los mismos meseros. “Este caso –lamentó Fuentes Rocha—no es la excepción sino al parecer la regla.

Pidió a la Procuradora capitalina, Ernestina Godoy, reiniciar el programa que llevó a cabo el doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, cuando ocupó dicho cargo, para que todo el personal que labora en estos lugares donde se expenden bebidas embriagantes se cuente con una registro que permita localizarlos en caso de la posible comisión de hechos delictivos.

El Centro Histórico de la Ciudad de México es sin duda una de las joyas arqueológicas, urbanísticas y de servicios que atrae a miles de turistas nacionales y extranjeros, y sería una lástima que continuara con este caos que impera merced a los presuntos acuerdos entre autoridades y organizaciones de comerciantes quienes prácticamente se han adueñado del espacio público en favor de intereses comerciales y electorales, concluyó el concejal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *